Blog de Empleo
MANIFIESTO #MUÉVETE POR EL EMPLEO JOVEN

MANIFIESTO #MUÉVETE POR EL EMPLEO JOVEN

Propuesta de acción que plantea iniciativas concretas para activar el empleo juvenil.

 

Quiénes somos y por qué planteamos este manifiesto
Muévete! es una llamada a la acción, una iniciativa social de Monster España para sensibilizar sobre los problemas del mundo laboral entre los más jóvenes: altos índices de paro, la coyuntura de crisis, la falta de formación en la búsqueda de empleo y el desconocimiento en cuanto a la identificación de las oportunidades entre el colectivo joven.

Muévete! Pretende definir los problemas reales a los que se enfrentan los candidatos más jóvenes en búsqueda activa de empleo y ayudarles a encontrar la fórmula para posicionarse en el mercado laboral a través de las herramientas adecuadas.

Por eso, conscientes de la situación actual, hemos reunido a los mejores especialistas de sectores como los Recursos Humanos, Universidades, expertos del mundo online, emprendedores y jóvenes (con representación de empleados y desempleados en búsqueda activa y en diferentes situaciones), que han participando con su visión en la definición de necesidades y en el planteamiento de soluciones para aportar todo lo posible en este manifiesto que presentamos.

El manifiesto #muévete tiene los siguientes objetivos:
– Analizar desde el punto de vista de expertos en distintos sectores el contexto actual sobre las fórmulas para encontrar empleo

– Plantear necesidades y proponer soluciones en relación a los problemas que existen en la búsqueda de empleo

– Ofrecer soluciones, claves y herramientas prácticas para la búsqueda de empleo

– Generar estado de opinión sobre la necesidad de establecer planes y acciones específicas para hacer frente al problema, especialmente desde el punto de vista de la falta de formación para la búsqueda de empleo

Análisis de situación
En estos momentos, es más que evidente que uno de los sectores más afectados por el paro son los jóvenes, con un índice de desempleo de más del 50% entre los jóvenes de entre 18 y 25 años en España.

Lo que hemos observado poniendo en común los problemas del empleo juvenil con los distintos jóvenes y profesionales que suscriben este manifiesto es que nos enfrentamos a problemas estructurales, cuya solución pasaría en primer lugar por un cambio de mentalidad en cuanto a la realidad actual. El contexto del mercado laboral ha sufrido cambios profundos y las estrategias que antes eran efectivas para la búsqueda de empleo o la incorporación al mercado laboral, han dejado de ser válidas. Existe un problema grave en la educación, que hoy se encuentra bastante alejada en relación a las necesidades del mercado de trabajo. Existe un problema en las empresas, que deberían apostar más por los jóvenes talentos y existe un problema entre los propios jóvenes, que ven como la realidad del mercado laboral queda muy alejada de lo que ellos creían. Además, todos los grupos de trabajo coinciden en que la sociedad en general está poco implicada en un problema tan grave como el empleo juvenil y que el clima de opinión, tan pesimista y poco alentador, no ayuda en absoluto a motivar a los más jóvenes.

Si a todo esto sumamos que en este colectivo existe una carencia importante en cuanto a la formación para la búsqueda de empleo, a pesar de tener muchas herramientas a su alcance, parece evidente que ha llegado el momento de buscar entre todos herramientas para mejorar la situación y pasar del dicho al hecho lo antes posible.

De nuestra implicación como parte responsable de la sociedad en la que nos ha tocado desarrollarnos queremos plantear una serie de acciones y recomendaciones que se pueden poner en marcha para mejorar la perspectiva de los jóvenes españoles.

Propuesta de Acción
Tras analizar la situación con los distintos grupos de trabajo, hemos identificado cuatro grandes áreas en las que planteamos una serie de acciones orientadas a trabajar en las barreras que se imponen en el mercado laboral para la incorporación de los más jóvenes:

1. La Educación
– La educación juega un papel fundamental en el desarrollo de las personas, pero hay una falta clara de “educación emocional”. Actualmente, el paso del mundo académico al mundo laboral, se convierte en un abismo, existe una clara disrupción entre estos dos mundos que no encuentran puntos de conexión ni adaptación. Las instituciones educativas deberían proporcionar de forma temprana las claves indispensables para la adaptación, que pasaría por propiciar asesoría y formas de colaboración con las empresas como parte del periodo educativo.

– Hay que acercar las universidades a las empresas, establecer acuerdos (especialmente con PyMES) y grupos de trabajo entre académicos y profesionales de distintos sectores para que formen parte de la educación universitaria y profesional asesorando a las instituciones educativas sobre las demandas formativas reales del mercado.

– Hay que ofrecer prácticas laborales como parte de los programas universitarios y de formación profesional, ayudar a los jóvenes a establecer los puentes necesarios entre las instituciones educativas y las empresas, estableciendo acuerdos de colaboración y de formación continua gestionadas por profesionales en orientación laboral.

– Hay que facilitar a los jóvenes que puedan compatibilizar sus estudios con las prácticas laborales desde el primer año de carrera o desde los primeros ciclos de formación profesional, propiciar una incorporación temprana al mercado laboral.

– Hay que fomentar el emprendimiento joven. Por eso, proponemos que los Centros de Orientación para el empleo (COIE), se conviertan en COIE-E, donde los jóvenes también puedan recibir orientación para emprendedores.

– El fracaso escolar es una alerta de los fallos del sistema por lo que deberían establecerse sistemas precoces de detección del fracaso escolar utilizando modos de reenganche a través de la Formación Profesional. Necesitamos especialistas técnicos y hay que definir cuántos y para qué para formar a los profesionales que reclama el mercado laboral.

– Hay una carencia evidente de una formación para la búsqueda de empleo. Hay que fomentar la creación de seminarios en institutos, universidades y centros educativos para dar esta formación a los jóvenes. Muchas empresas de distintos sectores podrían aportar su experiencia directa a los jóvenes acudiendo a las instituciones educativas.

2. La Empresa
– Hay que darle una mayor relevancia a las PYMES: el 90% del tejido empresarial español está compuesto por este tipo de empresas. Hay que ponerlas en contacto con el talento joven a través de su presencia en las instituciones educativas.

– Formación de grupos de trabajo entre PYMES, universidades y otros centros de formación superior para definir las necesidades que existen en el mundo de la empresa y qué tipo de jóvenes profesionales se están demandando.

– Mentores profesionales: las empresas pueden aportar la experiencia de sus trabajadores para aconsejar a los más jóvenes sobre su carrera profesional y orientarles en el sector. Generar una red de intercambio donde los jóvenes puedan solicitar la orientación y el consejo de aquellos profesionales que trabajan en el sector que les interesa.

– Las empresas deben participar de forma mucho más activa en la formación de jóvenes profesionales y ser partícipes a través de su visión y su experiencia, en los planes de empleo joven de las administraciones públicas.

– Inversión en el proceso de selección: cuando se inicia un contrato laboral, tanto la empresa como el trabajador esperan algo del otro. Se hace interesante, a fin de amortizar el proceso de selección y las expectativas del trabajador dar la vuelta al modelo: que sea el candidato el que elija a la empresa quitaría algunos miedos a la equivocación. ¿Por qué eliges esta empresa y dónde me aportas algo?

– Diversidad en edad, no en inquietudes: el panorama demográfico y el laboral dibujan un futuro en el que convivirán dentro de la empresa perfiles profesionales muy alejados en edad. El retraso de la edad de jubilación hará que coincidan jóvenes, que se incorporan por primera a la empresa, con personas de 65 años. Por ello es importante que ambos “mundos” se empiecen a acercar desde ya. Hay que poner en positivo esas sinergias, el aprendizaje bidireccional y el disfrute de descubrir que puede que no sea tanta la distancia.

3. El individuo
– Cuestión de actitud: Seguro que muchos llevan meses o incluso años buscando trabajo, pero la realidad laboral es ahora mismo tan complicada que hay que aprender a salir a dar al mercado, analizar lo que pueden ofrecer y aportar a la empresa para así poder recibir a cambio. Frente a la insatisfacción, el miedo al fracaso y la falta de objetivos claros para definir objetivos futuros, todos debemos aprender a arriesgarnos y tomar decisiones desde etapas tempranas. Pero lo más importante es transmitir a los jóvenes que una actitud positiva ante la situación actual, es lo más importante para lograr sus objetivos.

– Hay que trabajar en la llamada “Cultura del esfuerzo”. Buscar trabajo es un trabajo en sí mismo y hay que luchar y diferenciarse del resto, moverse y no desistir por mucho que la situación no sea favorable.

– Debemos dejar de considerar el salir a trabajar al extranjero como algo negativo y considerarlo como una experiencia personal y profesional que nos va a proporcionar madurez y muchas oportunidades.

– En un mundo donde las posibilidades son infinitas, muchos jóvenes no saben qué herramientas utilizar y cómo para encontrar trabajo, formarse en la búsqueda de empleo les ayudará a manejar la información disponible.

– Hay que tener una mentalidad más flexible, pensar que cuestiones como la temporalidad también puede ser una forma de trabajar por proyectos, que trabajar en algo para lo que no hemos estudiado nos proporcionará mucha experiencia para trabajos futuros, que salir al extranjero puede ser una alternativa para volver con otra filosofía y aplicar los conocimientos adquiridos en un entorno internacional, algo muy valorado por las empresas.

– De verdad, jóvenes emprendedores: Conseguir que el emprendimiento forme parte del imaginario colectivo como una opción laboral más y no sólo como una salida arriesgada. Eso se consigue trabajando en ello desde el comienzo. Por eso, aprovechar la imaginación, la iniciativa, las ganas, desde las edades y los ciclos de la educación más básicos, es crucial para motivar el emprendimiento.

– Los jóvenes deben tener su voz y participar de forma activa en la elaboración de planes para el empleo joven. Ellos conocen mejor que nadie cuáles son sus necesidades y las barreras con las que se encuentran cada día para buscar empleo. Hay que escucharles e invitarles a aportar en decisiones que les afectan.

4. La sociedad
– Cambio de percepciones. Un CV con experiencias cortas en varias empresas no tiene por qué tratarse de un candidato sin objetivos ni rumbo sino una persona con múltiples vivencias profesionales que aportan valor.

– El pesimismo generalizado no aporta nada. Hay un clima de opinión muy negativo, en parte promovido por los medios de comunicación.

– ¿Por qué no apostamos por mostrar también casos de éxito? Una inyección de optimismo es fundamental para que se produzca un cambio de actitud.

– Los jóvenes deben aprovechar al máximo las nuevas tecnologías como herramienta para buscar empleo. Pero muchas veces, con tanto exceso de información, no saben dónde buscar ni cómo hacerlo. Hay que formarles para la búsqueda de empleo online, que abre un mundo de posibilidades infinito. Proponemos la creación de cursos específicos para formar a estos jóvenes en la búsqueda de empleo online como parte de las conferencias y/o actividades que se realizan en los centros de formación superior.

– Existe una falta de líderes y referentes profesionales en nuestro país que los jóvenes puedan tomar como ejemplo y motivación. Hay que buscar profesionales que cumplan ese papel para aportar a la sociedad su experiencia. En este sentido, periodistas y medios de comunicación pueden ayudar a poner en valor estos referentes, manifestar y comunicar que también existen casos de éxito profesional de los que todos podemos aprender.

– Positivismo interno y coaching social. Pierde quien se da por vencido. Si por nuestros medios no podemos lograr nuestros objetivos no hay que olvidad que la unión hace la fuerza y aprovechar nuestras habilidades para ayudar a otros y que las de otros nos ayuden a nosotros. Solo fomentando la cultura de la solidaridad social y el trabajo en equipo desde los primeros ciclos de la educación, podremos aprender a gestionar las posibilidades de intercambiar contactos, conocimientos y objetivos.

La aportación específica desde Monster España y nuestro colaborador principal, CESMA Escuela de Negocios, es un programa de formación para el empleo joven en España. Para ello, desarrollará unos cursos gratuitos y realizará un programa de formación para la búsqueda de empleo basado en las recomendaciones de los mejores especialistas del país.

HAN COLABORADO EN ESTE MANIFIESTO: 
Pilar Gómez Acebo – Presidenta de Honor de la Federación Española de Mujeres Directivas y Empresarias (FEDEPE) y docente.
Mª Antonia Rivilla – Directora de Planificación y Desarrollo de Negocio en CESMA Escuela de Negocios.
José María Gasalla –Universidad de DEUSTO. Consultor internacional y Consejero de Empresas.
Carlos Rodríguez-Lluesma – Profesor Adjunto de Dirección de Personas en las Organizaciones, IESE.
Rocío Bonet – Profesora de RRHH del IE Bussines School.
Lucas Rodríguez Cervera – Co-fundador Iniciador.
Wilhelm Lappe – Co-organizador Madrid Iniciador. Fundador Emprelab.
Miguel Arias- Cofundador y CTO de IMASTE.
Eduard Giménez- CTOy co-fundador de Emtrics, miembro Wyra.
Martin Milone- Director creativo de la productora audiovisual El Cañonazo Multimedia.
Eduardo Martín Pérez – Emprendedores Comillas.
Pedro Alonso Pereiro- HUB Madrid
Luis Bravo- Joven emprendedor HUB Madrid
Carmen Boronat Badía- Project Manager Spain Val-de-Marne.
Alexandra Gómez- Socia fundadora de MadRelocation
Mercedes Sánchez- Socia fundadora de MadRelocation
Alfonso Alcántara Gómez- Editor del blog Yoriento. Social Media Manager del Servicio Andaluz de Empleo (SAE) @Yoriento
José Antonio Martín- Escuela de Inteligencia
José Manuel Saco. Experto en Empresa y RRHH
Mariano Zúñiga Roger- Director General Ediciones Digitales Siglo 21. Director de RRHHDigital.com. @MarianoZR; @rrhhdigital.
Mª Luisa Moreno Cobián- Directora de Zumo de Empleo. Socia fundadora de The Job Academy. Colaboradora Docente en el Instituto Superior del Medio Ambiente (ISM). @Zumodeempleo
Jesús Greciet- Secretario de Política Institucional del JSE.
Carmen Díaz de Bustamante-Coordinadora de la Secretaría General NN.GG PP
Alba Arroyo
Irene López Navarro
Mariano Gómez Encinas
Javier Rivero Díaz
Fernando Palacios-Pelletier – Country Manager Monster España
Verónica Milo – Directora de Marketing y Comunicación Monster España

Deja un comentario